haitiii

Presidente de Haití recibió 12 disparos

El presidente de Haití fue asesinado la madrugada del pasado miércoles en su residencia, por un grupo armado.

El mandatario haitiano presentó doce agujeros de bala, según el juez que hizo el informe forense. El magistrado suplente de Pétion-Ville, comuna ubicada en Puerto Príncipe, Carl Henry Destin, afirmó a Le Nouvelliste que el despacho y dormitorio de Moïse fueron saqueados. En su cadáver se observaron doce orificios «hechos con armas de gran calibre y proyectiles 9 milímetros».

«Lo encontramos tumbado de espaldas, con los pantalones azules, la camisa blanca manchada de sangre, la boca abierta y el ojo izquierdo perforado. Vimos un orificio de bala en la frente, uno en cada pezón, tres en la cadera y uno en el abdomen», expresó.

En el lugar se encontraron  casquillos de 5,56 y 7,62 milímetros, entre el portal y el interior de la residencia, ubicada en el barrio Pelerin.

También agregó que, según testigos, nadie más recibió disparos, a excepción de la primera dama, misma que se encuentra hospitalizada en Florida, luego de que en las primeras horas se conociera que también habia muerto.

Jomarlie Jovenel Moïse, hija del mandatario, también estaba presente durante el ataque, y explicó que se escondió en la habitación de su hermano. La empleada domestica y el guardia fueron atados por los miembros del comando, quienes gritaron «operación DEA» cuando entraron en la propiedad. Mientras tanto, EE.UU negó la implicación de la agencia antidrogas norteamericana en el hecho.

Horas después del magnicidio, se dio a conocer que la Policía Nacional de Haití abatió a cuatro de los presuntos implicados en el ataque y también detuvo a otros dos supuestos participantes en el asalto armado.

El asesinato se produjo a tan solo tres meses de celebrarse las elecciones presidenciales y legislativas en Haití, previstas para el próximo 26 de septiembre.