Canal
Foto referencial

Politólogos destacan posibilidad de construir el Canal en Nicaragua

La idea de construir un canal en Nicaragua que una al mar Caribe con el Océano Pacífico, resurgió el 9 de diciembre con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con China.

Si bien aún no existen declaraciones oficiales sobre el tema, muchos expertos han revelado sus expectativas, tal es el caso de la politóloga de la UNAN-Managua, Josseline Yaleska Muñoz Berroterán, quien declaró a Sputnik Mundo, que China promueve sus intereses hacia ese tipo de vínculos comerciales, (hablando del Canal), mediante la construcción de puertos, sobre todo, en la parte caribeña de las naciones latinoamericanas.

Sumado a ello, argumentó Muñoz, que los proyectos de infraestructura vial desarrollados por el Gobierno del Frente Sandinista garantizan la existencia de una ruta terrestre que conecta el Pacífico, y el Caribe, permitiendo el traslado rápido de las mercancías y la reducción de los precios del transporte.

«El canal resulta un sueño histórico de Nicaragua, pero, desde mi perspectiva, no es un proyecto a corto plazo, porque apenas van dos meses desde el recomienzo de los lazos con China. Siempre ha estado abierta esa posibilidad, aunque resta la solidificación de las relaciones, el establecimiento de los límites, las ganancias bilaterales y otros convenios asociados al tema», puntualizó.

Lo que sí constituye una realidad más palpable, añadió, es el incremento del flujo económico y comercial que tributará en la estabilidad financiera para los emprendedores y gestores de negocios familiares, a su juicio, «quienes producen la verdadera riqueza nacional y los encargados del intercambio de capitales».

Por su lado, el economista nicaragüense Camilo España destacó cómo la materialización del canal supondría la obtención de más y mejores mercancías, insumos y servicios, a precios inferiores a los actuales; asimismo, la creación de empleos formales e informales y la dinamización de las importaciones y las exportaciones.

«Supondría, además, un cambio social, el impacto más esperado en la ciudadanía, pues el Gobierno contaría con recursos para la implementación de planes como el acceso a las nuevas tecnologías y las inversiones en educación, salud, puestos de trabajo, viviendas y carreteras. Tener como aliado diplomático y comercial a esa potencia económica es un paso significativo», expresó a Sputnik Mundo.

Redacción central