285061

Ofensiva Final – 1979

Los años de lucha que desembocaron en el triunfo de la Revolución Popular Sandinista, tuvieron un costo muy elevado en vidas humanas. “La victoria tiene un precio elevado y triste”, decía el Comandante Carlos Fonseca Amador, no obstante, el único camino que quedaba era el de la lucha armada.

 Es por eso, que Radio Sandino evoca la memoria de los caídos en la lucha por la liberación de Nicaragua y los que defendieron la Revolución durante la Guerra financiada por Estados Unidos, un 7 de julio.

 En 1979, el pueblo de Nicaragua con el FSLN a la vanguardia continúa ininterrumpidamente la ofensiva final en contra de la dictadura somocista, En León después de 10 días de combates donde se tenía tomada la ciudad por escuadras sandinista sin darle tregua a la guardia nacional para que maniobrara, cae el Fortín de Acosasco, lugar de refugio de los militares que huyeron con Gonzalo Evertz (Vulcano).

 Mientras tanto la fuerza aérea somocista utiliza los aviones T-28, que son usados para bombardear al pueblo en los diferentes barrios de la capital y de las principales ciudades tomadas por los combatientes del Frente Sandinista de Liberación Nacional.

 Por esa razón, se efectúan bombardeos a las instalaciones de la Fuerza Aérea Somocista en el aeropuerto «Las Mercedes» por una escuadra de la Fuerza Aérea Sandinista (FAS).

 En la Barranca, Masaya son detenidos los compañeros Walter Mendoza, Frank Toruño e Ismael Castillo. Posteriormente aparecen asesinados.

 En el departamento de Chontales es elegida la Junta Revolucionaria de Gobierno de Santo Tomás, esta fue elegida por la Asamblea General integrada por los vecinos de la población.  

 Posteriormente al triunfo de la Revolución Popular Sandinista, en el año 1985, caen los compañeros Juan Reyes Calderón, en Wiwilí y José Martín Vanegas Cortez, en Matagalpa.

En 1987 pasa a otro plano de vida el Compañero José Benjamín López Martínez quien era originario del municipio de San Marcos.

Así también, en el año 1990 cae en combate el compañero Reynaldo Andrés Varela Toruño, en Chontales.

 A todos ellos y a los mártires y héroes anónimos decimos Presente, Presente, Presente

Erika Machado