niña-asesinada-leyes

Joven asesino de Britney Olivas no quedará impune tendrá su sanción de acuerdo al código de la niñez y adolescencia

El diputado Carlos Emilio López, realizó un análisis sobre el caso del asesinato de la joven Britney Olivas Herrera donde el principal sospechoso señalado por las investigaciones policiales es su novio de 17 años.

Ante este caso el legislador comentó que el código de la niñez y la adolescencia en su libro tercero crea un sistema de justicia penal del adolescente, lo que significa que los menores de edad que cometen delitos en Nicaragua no quedan en la impunidad.

La Ley consolida el Sistema de Justicia Penal Especial del adolescente, que es el caso en mención y deja claro que el culpable es juzgado y procesado pero será sancionado de manera especial por ser adolescente como lo mandata la normativa.

Recordemos que en Nicaragua una persona es adolescente al tener 13 años cumplidos hasta 18 años no cumplidos. Y la Ley dice que a partir de los 13 años es responsable penalmente pero no será juzgado por los tribunales penales ordinarios sino por los juzgados especiales de adolescentes.

“Y de acuerdo a la constitución un adulto debe ser remitido a la orden del juez en un plazo de 48 horas y el código de la niñez dice que debe ser remitido a la orden a las 24 horas, es decir a un plazo más expedito”.

En referencia a las sanciones para un adulto la pena máxima es de 30 años y con la figura del femicidio ante un asesinato cruel hay prisión perpetua.

En este caso particular la pena máxima son seis años, porque el concepto del tiempo para un adolescente no es el mismo concepto de tiempo para un adulto. Un año para un joven es equivalente a cinco años o más que un adulto. El encierro y la privación de libertad causa en el adolescente un daño o un efecto distinto al adulto, explica López.

Por tal razón debe ser sancionado de acuerdo a la norma del código de la niñez y recordó que la Constitución dice que el Sistema Penitenciario es humanitario y que debe buscar la inserción del adolescente a su familia, comunidad, sociedad.

Y por razones jurídicas somos suscriptores de convenciones internacionales en donde la convención establece que todas las personas que sean menores de 18 años deben de ser juzgadas de acuerdo a su edad y características psicológicas y sociales. Por ello no se endurece el Sistema Penal contra el adolescente porque no resuelve el problema delictivo. Sin embargo se crean programas sociales dirigidos a adolescentes para dar un tratamiento de sanidad ante su delito, agregó López.

Periodista: Humberto Munguía