el_salvador_regimen_excepcion01.jpg_1689854195

El Salvador valora ampliar régimen de excepción

Así lo confirmó el fiscal general quien se unió así al posicionamiento del ministro de Seguridad la semana pasada.

El fiscal general de El Salvador, Rodolfo Delgado, aseguró este jueves que las facultades que brinda el régimen de excepción «son necesarias para combatir a la delincuencia», aun cuando ha recibido múltiples críticas desde diversos sectores de la sociedad civil que afirman que la Fiscalía General de la República (FGR) y la Procuraduría no darán abasto para atender las más de 14.000 capturas que se han realizado desde el 27 de marzo.

Las declaraciones de Delgado llegan cuando quedan cinco días de concluir el régimen de excepción, quien defendió la medida adoptada por el presidente Nayib Bukele y respaldada por la Asamblea Legislativa en los siguientes términos: «Las facultades que nos ha otorgado el régimen de excepción son necesarias para enfrentar este tipo de delincuencia y los resultados están a la vista».

Hasta el miércoles la Policía Nacional Civil (PNC) había ejecutado 14.571 capturas en diferentes comunidades a nivel nacional, en el contexto de la medida aprobada. De este total, Delgado admitió que la Fiscalía General de la República (FGR) ha trabajado con menos del 50 por ciento de los casos.

«Vamos un poco abajo del 50 por ciento de los imputados que hemos presentado ante el Órgano Judicial. Estamos a una semana de que concluya el régimen de excepción, entonces esas facultades que nos otorgó tienen que continuar. Tenemos que procesar una buena parte de las personas que han sido detenidas durante estos primeros 30 días», argumentó.

El fiscal general defendió en ese sentido: “Debemos mantener el combate frontal y coordinado contra las pandillas. Las facultades que otorgó el régimen de excepción son necesarias para enfrentar este tipo de delincuencia y los resultados están a la vista”.

Ello ha coincide con denuncias de la organización de la sociedad civil Acción Ciudadana, la cual presentó un informe sobre las asignaciones presupuestarias para las instituciones de control. De acuerdo al informe, la Fiscalía General de la República (FGR) y la Procuraduría no darán abasto para atender las más de 14.000 capturas que se han realizado desde el 27 de marzo.

De acuerdo a la investigación que presentó Eduardo Escobar, director ejecutivo de Acción Ciudadana, la cantidad de fiscales no dará abasto con la gran demanda de casos que han resultado por las capturas durante las medidas, que hasta el momento lleva 25 días.

Escobar hizo dicha aseveración por la cantidad que hay de fiscales y la gran carga laboral que están enfrentando. Según datos a los que tuvieron acceso, en 2018 la FGR inició 87.272 en todo el año y los auxiliares fiscales en ese momento eran 696. En ese sentido la carga laboral de cada auxiliar fiscal era de 131 casos. Cada tres días un fiscal recibía un caso nuevo, según la estadística.

Por ello Escobar cuestionó si en realidad la Fiscalía tendrá hoy en día la capacidad para poder investigar adecuadamente las detenciones.

«Cada fiscal tiene una carga laboral promedio de 130 casos al año. Ahora hay 14.000 detenidos en menos de un mes, según las fuentes oficiales. ¿Tendrá la Fiscalía la capacidad instalada para atender adecuadamente este exceso de demanda? ¿Podrá fundamentar bien estos casos y llevarlos ante un tribunal para que se compruebe la participación de las personas señaladas por un delito?», aseveró.

TeleSur