comandante-carlos-fonseca4
Comandante Carlos Fonseca Amador

«Carlos Fonseca es de los muertos que nunca mueren»

Hoy se conmemora el 46 aniversario de la partida física del comandante Carlos Fonseca Amador, quien cayó en combate el 8 de noviembre de 1976, luego de ser víctima de una emboscada, junto a otros combatientes como Benito Carvajal y Crescencio Aguilar.

Cuando estábamos en la cárcel llegó un oficial de la Guardia Nacional lleno de alegría a decirnos que Carlos Fonseca había muerto. Nosotros le respondimos: Carlos Fonseca es de los muertos que nunca mueren, relató el Comandante Tomás Borge Martínez al enterarse de la caída en combate del Padre de la Revolución Popular Sandinista.

El Comandante Carlos nació en la ciudad de Matagalpa el 23 de junio de 1936. Hijo de Justina Fonseca y Fausto Amador, desde muy joven reflejó su conciencia de luchar por la justicia social en Nicaragua.

En 1950 creó el Primer Comité de Estudiantil del Instituto Nacional del Norte de Matagalpa. En 1954 integró una célula de estudiantes marxistas y fundó la revista “Segovia”. Se bachilleró a inicios de 1955 y se matriculó en la (UNAN-Léon) en la carrera de Derecho.

El 23 de Julio de 1961, el Comandante Carlos Fonseca Amador junto al Coronel Santos López, Silvio Mayorga, Faustino Ruiz, Jorge Navarro, Francisco Buitrago, José Benito Escobar, Tomás Borge, Germán Pomares Ordóñez y Pablo Úbeda “Rigoberto Cruz” fundaron el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Luego de ser apresado en varias ocasiones, exiliado y haber regresado clandestinamente a Nicaragua, en 1966 se interna a las montañas a las estructuras que están preparando el movimiento guerrillero de Pancasán. Luego estuvo radicado en Cuba, estudiando, escribiendo y fortaleciendo la preparación político-ideológica del movimiento sandinista.

El 8 de noviembre de 1976 el Comandante Carlos Fonseca Amador cayó en combate en Boca de Piedra, Zinica, Zelaya Central de Nicaragua. Sus restos fueron trasladados a Managua el 7 de noviembre de 1979 en los primeros meses de la Revolución Popular Sandinista y descansan en el Mausoleo erigido en su honor en el Parque Central. Posteriormente fue declarado Héroe Nacional.

Redacción Central