obando680

Cardenal Miguel Obando y Bravo “Padre de la paz y de la Reconciliación”

Hoy 3 junio, se cumplen cuatro años de la partida física al otro plano de vida de su Eminencia Reverendísima Cardenal Miguel Obando y Bravo, Arzobispo emérito de Managua, considerado como un ser de paz, garante del diálogo y la reconciliación, en los tiempos oscuros de la dictadura Somocista.

  Obando, nació el 2 de febrero de 1926 en la Libertad, Chontales. Ingresa en la Sociedad Salesiana de San Juan Bosco, obteniendo una formación salesiana en San Salvador, El Salvador, allí aprende latín, griego, teología, pedagogía, matemáticas, física y filosofía; en Guatemala fortalece sus conocimientos en filosofía; y en Colombia y Venezuela, psicología vocacional.

El 10 de agosto de 1958, se ordenó sacerdote, posteriormente fue nombrado Obispo Auxiliar de Matagalpa, el 18 de enero de 1968. Consagrado Obispo de Granada, el 31 de marzo del mismo año.

Logra ser promovido a la sede metropolitana de Managua, un 16 de febrero de 1970, ahí toma posesión como tercer Arzobispo de Managua, habiendo sido nombrado por el papa Pablo VI para ocupar ese cargo.

El 23 de diciembre de 1972, recorrió las calles de las zonas devastadas de la capital, a causa del terremoto de Managua, durante 20 horas auxilio y brindó las absoluciones a las víctimas del desastre.

En 1974, el comando “Juan José Quezada” toma la casa de Chema Castillo, operativo donde logran la retención de los funcionarios del dictador Anastasio Somoza, aquí el Cardenal Miguel Obando y Bravo juega un rol importante como mediador.

El entonces arzobispo de Managua, recibe las peticiones del FSLN, quienes solicitan la liberación de los guerrilleros sandinistas retenidos, bajo la mediación de Obando se logra la liberación de los encarcelados, entre ellos el Comandante Daniel Ortega, actual presidente de Nicaragua.

Asimismo, fue mediador durante la guerra de la Contra y el FSLN, en los años ochenta y pieza elemental en la pacificación del país, a finales del siglo veinte.

En el año 2016, fue declarado “Prócer de la Paz y la Reconciliación” de Nicaragua por la Asamblea Nacional, en reconocimiento a su papel de mediador durante los años de guerra que vivió el país.

El Cardenal Miguel Obando y Bravo, falleció el 3 de junio de 2018 a los 92 años,  por causas naturales

Erika Machado